DETECTOR DE METALES

SOLICITAR PRESUPUESTO

 

Los detectores de metal son equipos basados en tecnología de campos magnéticos. Se trata de instrumentos que permiten detectar la presencia indeseada de metales durante o al final de un proceso de fabricación.

Para asegurar la calidad, la necesidad de evitar lesiones a los consumidores, la importancia de preservar de averías la maquinaria, el cumplimiento de la ley y el buen nombre de sus productos y su fondo de comercio, son los principales argumentos para instalar un detector de metales en una línea de producción.

Estas máquinas disponen de función de auto-aprendizaje para eliminar el efecto del producto en la detección. La sensibilidad de detección es de ø 0,6 mm FE / ø 1,8 mm en acero inoxidable AISI 304 (para detector de 350x175 mm y centrado en la cinta).

El material de la estructura es de acero inoxidable AISI 304 y el material de la cinta de poliuretano blanco.

La velocidad de la cinta es de 0,6 m/s; la alimentación eléctrica de 220 Vac / 50-60 Hz; el consumo de 90 W; el expulsor funciona con ‘stop al detectar’ o ‘alarma’ y el peso máximo del producto es de 5 kg.

Opcionalmente, el expulsor puede ir por cinta abatible, brazo, soplo de aire o controladora dinámica.

Las dimensiones de la MC 3020/B1 son de 1.150x870x1.060 mm, con una altura máxima de detección de 175 mm y un ancho máximo de detección de 350 mm.